19.1.12

Los colores de una sombra

Te lo mando claro y alto, poniendo mucho empeño y mucha fuerza, para que te llegue sin contratiempos. Mi mensaje telepático es tan insistente que es casi imposible que no lo notes... Y siempre se repite: - Vuelve, despierta, reacciona, aún no es tarde, no estás sola... Aún te quiero, no me duele, no te culpo, pero sal ya de ese maldito agujero y búscame, me encontrarás...

Y no hay respuesta, no apareces, no se si es que no quieres escuchar, que te da miedo sentir, o simplemente que no soy nadie para ti... Me encantaría ponerte mis gafas de ver el mundo para que te dieses cuenta de que todo es más fácil, que se puede ser feliz con poco, que juntas lo eramos...

No me duele que me hieras, que me ignores, que me chulees, me duele la soledad que me has dejado dentro, el vacío que siento cuando te vas... tenerte tan cerca y tan lejos, lo absurdo de esta situación...

Sólo me apetece volver a verte...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home